Close

El PSOE pide que bus y tranvía sean gratis para todos los zaragozanos que trabajen durante el estado de alarma

16 Apr, 2020

El Grupo Municipal aboga por que el Gobierno PP-Cs extienda a todos los empleados de actividades esenciales la gratuidad del transporte público, de la que ya se benefician sanitarios y personal de residencias.

 

El Grupo Municipal del PSOE solicita que se amplíe la gratuidad del transporte público, autobús y tranvía, a todos los zaragozanos que van a trabajar en actividades esenciales durante el estado de alarma. Los socialistas apoyan la medida implantada ya para el personal de centros sanitarios y de residencias de la tercera edad, pero consideran necesario ampliarla a otros ciudadanos que tienen que desplazarse por la ciudad para acudir a su puesto de trabajo.

“Es de justicia que Zaragoza se vuelque con todos los zaragozanos que estos días tienen que acudir a trabajar para garantizar los servicios esenciales al resto de ciudadanos. Hay trabajadores de tiendas de alimentación, ópticas o farmacias a los que no les queda otro remedio que coger el autobús o el tranvía. En estos momentos, nadie viaja en transporte público por ocio”, han asegurado los ediles. Además, recuerdan que esta propuesta podría ayudar a fomentar la utilización del transporte público, cuyos usos han caído de manera significativa por la crisis sanitaria.

Los concejales socialistas Alfonso Gómez y Ana Becerril se han reunido de manera telemática estos días con representantes y usuarios del transporte público de la ciudad con el objetivo de recoger sus preocupaciones y propuestas para afrontar las consecuencias económicas y sociales que generará la crisis sanitaria del Covid-19. El PSOE está elaborando un Plan de Recuperación Económica, en el que se contemplarán medidas concretas por al menos 30 millones de euros.

En el marco de estas sesiones,  el sector del taxi también ha trasladado al Grupo Municipal socialista su preocupación por la pérdida de ingresos durante estas semanas y ha planteado algunas posibles iniciativas para afrontar el “día después”. Entre otras propuestas, señalan la necesidad de llevar a cabo campañas de promoción para fomentar el uso del taxi o la posibilidad de alcanzar  convenios para que algunas instituciones, como el Ayuntamiento de Zaragoza, use el servicio de taxi en los desplazamientos de los funcionarios cuando sus tareas lo requieran, permitiendo así reducir el número de vehículos municipales.