Close

El Grupo Municipal Socialista realizará una oposición firme, constructiva y demanda al alcalde que aprenda a dialogar con el PSOE

03 Mar, 2020

Lola Ranera –“Nosotros queremos tender puentes de diálogo en todos aquellos proyectos que sean importantes para la ciudad siempre que se haga desde el respeto y no se traspasen nuestras líneas rojas”-

 

El Grupo Municipal Socialista realizará una oposición firme, constructiva y demanda al alcalde que aprenda a dialogar con el PSOE. La portavoz socialista, Lola Ranera, ha reafirmado su intención de tender puentes en todos aquellos proyectos que sean beneficiosos para la ciudad siempre y cuando se haga desde una posición de respeto y entendimiento con el grupo político mayoritario en el consistorio zaragozano.

 

La portavoz socialista ha tenido hoy su primera reunión con el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, para tratar los principales temas que afectan a la ciudad. Una primera toma de contacto de la nueva portavoz con intención de mantenerse en el tiempo momentos de encuentro. –“Nosotros queremos tender puentes de diálogo en todos aquellos proyectos que sean importantes para la ciudad siempre que se haga desde el respeto y no se traspasen nuestras líneas rojas”-. La edil socialista se refiere a la situación en la que se encuentra el actual equipo de gobierno PP-C’s y su necesidad de los dos votos de VOX para mantenerse en el gobierno del ayuntamiento – “defenderemos siempre los derechos que a lo largo hemos conseguido con gobiernos del PSOE. No queremos dejar a nuestros hijos e hijas una ciudad peor, machista y sumergida en la involución. Seremos un dique de contención”.

 

 

También se ha referido a grandes proyectos como la Romareda o la línea 2 del tranvía. Dada la mejora económica en la que están las arcas municipales, el Grupo Socialista cree que es el mejor momento para realizar grandes proyectos de ciudad que transformen Zaragoza desde una visión del siglo XXI. El PSOE está abierto a negociar la revisión del Plan General de Reorganización Urbana para incluir elementos contemplados en la nueva estrategia de la Agenda 2030 para los ayuntamientos. La lucha contra el cambio climático o la creación de una ciudad urbanamente más amble para sus vecinos son claves. Además de la necesidad de buscar nuevas formas de financiación para proyectos como la línea 2 del tranvía en consonancia con la Unión Europea. También ha dejado claro que cualquier beneficio que llegue al ayuntamiento por el proyecto de la Romareda tiene que revertir indudablemente en la ciudadanía, siendo una de las principales condiciones de los socialistas para apoyar este proyecto.

 

 

Lola Ranera confía que estos contactos se mantengan en el tiempo desde una relación respetuosa con el principal grupo político del consistorio formado por 10 concejales. El alcalde debe entender que somos el principal grupo político dentro del ayuntamiento y también de la oposición.